Volver a conectar el cerebro con ayuda de TMS, después de un accidente cerebrovascular

Volver a conectar el cerebro con ayuda de TMS, después de un accidente cerebrovascular

El accidente cerebrovascular, es cuando se corta en suministro de sangre al cerebro o el flujo sanguíneo se reduzca, impidiendo que llegue el oxígeno y los nutrientes al tejido cerebral, que deja secuelas catastróficas para los que lo sufren.  Aunque se sabe mucho acerca de los factores de riesgo para el accidente cerebrovascular, existen pocas opciones para el cuidado a largo plazo de los pacientes con accidente cerebrovascular. Trabajos recientes han demostrado que los circuitos neuronales en el cerebro se reorganiza después del accidente cerebrovascular y que esta reorganización podría ser controlada clínicamente para optimizar la recuperación.

 

Bestmann y sus colegas ahora arrojan luz sobre la reorganización de estas regiones cerebrales. Utilizan la estimulación magnética transcraneal (TMS) para impulsar la reorganización del circuito neural en los cerebros de pacientes con accidente cerebrovascular con diferentes niveles de deterioro. Encuentran que la estimulación de la corteza premotora en el lado del cerebro opuesto al accidente cerebrovascular afecta la corteza motora primaria en el lado del cerebro donde ocurrió el accidente cerebrovascular y que esta comunicación entre los hemisferios cerebrales se altera en aquellos pacientes con accidente cerebrovascular que presentan un deterioro clínico mayor.

Los investigadores utilizaron el TMS para evaluar si la estimulación de la corteza premotora dorsal contralesional (cPMd) en pacientes con accidente cerebrovascular regularía positivamente el a corteza motora primaria ipsilesional (iM1), y si este efecto dependía de la actividad muscular activa en una mano debilitada por el accidente cerebrovascular. La estimulación de la cPMd por TMS de bobina emparejada aumentó la actividad en la corteza motora iM1, especialmente cuando los pacientes con accidente cerebrovascular realizaron una tarea de agarre manual.

Figura 2, Regiones cerebrales en las que la influencia de cPMd durante el agarre con la mano fue mayor cuando cPMd tuvo un efecto menos inhibitorio / más facilitador en Mips ipsilesional . a , la SPM para la correlación observada en el surco central posterior ipsilesional, se superpone en la exploración estructural media representada de todos los pacientes. b , Estimación de los parámetros de cada paciente para el término de interacción TMS alto y TMS bajo en el surco central posterior ipsilesional, graficado contra la medida de la bobina pareada de la influencia interhemisférica cPMd-iM1. AH, hemisferio afectado.

Como se esperaba, se observaron aumentos de la actividad relativa durante el agarre con la mano afectada en comparación con el descanso en la corteza sensoriomotora ipsilesional, giro frontal inferior caudal, corteza cingulada media bilateral y área motora suplementaria, más lóbulo parietal superior y corteza premotora dorsal y ventral, incluido el sitio de estimulación putativo en cPMd.

 

[3] Sven Bestmann , Orlando Swayne , Felix Blankenburg , Christian C. Ruff , James Teo , Nikolaus Weiskopf , Jon Driver , John C. Rothwell y Nick S. Ward. Journal of Neuroscience 8 de septiembre de 2010, 30 (36) 11926-11937.

 

Artículos Relacionados

Escrito por Actipulse | noviembre 28, 2018
Interacciones motoras interhemisféricas en niños hemiparéticos con ictus perinatal
El accidente cerebrovascular isquémico perinatal (PS) es la oclusión de las arterias o venas que causa daño cerebral entre las 20 semanas de gestación y los 28 días de vida....
Escrito por Actipulse | noviembre 28, 2018
Enfermedad de Parkinson y pesticidas: ¿Cuál es la conexión?
Se desconoce la principal causa de la Enfermedad de Parkinson (EP), pero para poder ir reduciendo la lista de “culpables”,  se van buscando prevalencias en los que padecen esta enfermedad....
Escrito por Actipulse | noviembre 28, 2018
¿El apéndice está relacionado con la enfermedad de Parkinson?
Según los estudios realizados por los especialistas una vez que se retira el apéndice en edades adultas, se reducen las posibilidad de desarrollar Parkinson hasta en un 20%. El Parkinson...