Trastornos neurocognitivos y COVID-19

Pacientes

¿Cómo manejar el confinamiento en pacientes con trastornos neurocognitivos?

La pandemia ha cambiado la forma en la que llevamos a cabo nuestras actividades diarias afectando todas las áreas de nuestra vida y teniendo diferentes efectos en cada sector de la población. Uno de los segmentos más afectados por el confinamiento es el de pacientes con distintos trastornos neurocognitivos y sus allegados, al limitar sus movimientos y su contacto y convivencia con otras personas, así como el inminente riesgo de complicaciones en sus trastornos neurocognitivos por contraer COVID-19.

Con esto en mente, presentamos los siguientes consejos para permitirnos aprender a lidiar con esta nueva normalidad de la mejor y más simple manera posible:

Tratar de explicar la situación

Es importante tomar en cuenta los tipos de trastornos neurocognitivos para así explicar lo que está sucediendo, adaptando la información a la capacidad cognitiva del paciente, tratando siempre de orientarle y resolver sus dudas, evitando generar incertidumbre o discusiones. Se recomienda investigar y dar respuestas simples pero verídicas sobre la pandemia y lo que está sucediendo en el mundo, para evitar desinformación y efectos negativos en la salud del paciente.

Mantener las medidas de protección general

Las personas en contacto con el paciente deben mantener las medidas sanitarias de lavado frecuente de manos, mantener la sana distancia, evitar tocarse la cara y ojos, el uso de cubrebocas y el confinamiento, así como todas las medidas recomendadas por la Secretaría de Salud o las autoridades recomendadas.

Explicar al paciente las medidas de seguridad y practicarlas

Se recomienda tener disponible gel antibacterial para que el paciente pueda utilizarlo continuamente. Asimismo, practique las medidas de seguridad como el lavado de manos, el distanciamiento social y el uso de cubrebocas para que le sea más sencillo mantenerlas y evitar cualquier riesgo en caso de tener que salir a un lugar público.

Es importante explicar lo que está sucediendo, adaptando la información a la capacidad cognitiva del paciente, tratando siempre de orientarle y resolver sus dudas, evitando generar incertidumbre o discusiones.

  • Utilizar apoyos para recordar las prácticas de higiene: Poner letreros que recuerden al paciente diversas prácticas de higiene necesarias en estos momentos, como el lavado durante 20 segundos y la forma de realización.
  • Crear rutinas: Tratar de mantener los horarios de y comidas regulares, organizando diversas actividades durante el día, incluyendo aquellas orientadas a la estimulación cognitiva y de orientación del paciente.
  • Tratar de surtir recetas médicas para periodos largos: Se deben surtir las recetas médicas de forma que cubran mayor cantidad de días y se puedan reducir las salidas, evitando que el paciente se quede sin medicación.
  • Hacer planes: Es importante tener un plan en caso de que el cuidador principal llegase a enfermar para evitar que el paciente se quede sin cuidados apropiados.

En Actipulse Neuroscience nos interesa el bienestar de los pacientes, por esta razón, los invitamos a seguir y adaptar estos tips a su vida diaria ante esta situación de emergencia para proteger a pacientes con demencia, que son una población vulnerable por la naturaleza de la enfermedad.

Arrieta Antón, E. (2020). El enfermo de Alzheimer en el domicilio y la pandemia de COVID-19 – kNOW Alzheimer. Retrieved 28 April 2020

Alzheimer’s Association. (2020) Coronavirus (COVID-19): consejos para cuidadores de demencia. Retrieved 28 April 2020, from https://www.alz.org/ayuda-y-apoyo/cuidado/coronavirus-(covid-19)