Cuarentena ¿Qué sucede con la mente cuando nos enfrentamos a esta situación?

Ciencia e Investigación

Atravesar una cuarentena puede afectar la salud mental de aquellas personas que viven el proceso.

Una cuarentena es un proceso en el que se aísla de manera preventiva a una persona durante un período de tiempo, ésta se realiza principalmente por razones sanitarias como una pandemia u otros riesgos para la salud.

Actualmente, esta palabra es muy sonada debido al brote del coronavirus 2019 – también conocido como COVID-19 – debido a que hemos visto que este fenómeno se ha convertido en un problema masivo en diversos países del mundo, por lo que una medida para reducir el número de contagios es el confinamiento.

Si bien, esta no ha sido la primera ocasión en la que se han tenido que aplicar estas medidas en diversos países y escenarios, la experiencia y conocimiento adquiridos en esos periodos de tiempo nos han permitido conocer las implicaciones de este tipo de medidas de salud en distintos ámbitos, incluyendo el de la salud mental.
Las cuarentenas son vistas como experiencias poco agradables para aquellos que las viven, ya que implican la separación de personas amadas, la pérdida de libertad, la generación de incertidumbre en la población, entre otras cuestiones que logran afectar la salud mental y que pueden alcanzar efectos dramáticos en aquellos que son afectados por este proceso.

Anteriormente, se ha observado que estos fenómenos pueden influir en la aparición de cuadros de enfermedades mentales aún después de la cuarentena, incluyendo trastorno por estrés postraumático, abuso de sustancias (principalmente alcohol), entre otros; siendo los más afectados los profesionales de la salud.

“…es importante que como profesionales de la salud, nos preparemos para brindar diversas herramientas a la población que les permitan sobrellevar este proceso y para poder ofrecerles nuestro apoyo terapéutico en caso de ser necesario…”

Si bien las enfermedades mentales afectan a gran parte de la población durante y posteriormente a la cuarentena, diversos estresores que son parte de esta experiencia aumentan la posibilidad de generar estos cuadros durante la cuarentena como el periodo de duración, el miedo de infectarse o infectar a otros, la frustración o aburrimiento debido al confinamiento o pérdida de rutina, así como la pérdida de contacto social y físico con otros.

Además, la falta de suministros como agua, comida, ropa o medicamentos aumentan la frustración y enojo; mientras que la información inadecuada de las autoridades en cuanto a claridad de las medidas a tomar aumenta la dificultad para seguir protocolos y el desarrollo de cuadros de estrés postraumático. Asimismo, existen factores que causan estrés posteriores a la cuarentena que influyen en el estado anímico a largo plazo como las pérdidas financieras debido a la interrupción de las actividades profesionales y los estigmas existentes o el rechazo de otros debido a contacto con la enfermedad. 

La salud mental está a menudo ausente de los debates de salud pública a pesar de que es fundamental para el bienestar general del ser humano

Diane Abott

Tomando en cuenta estos factores, es importante que como profesionales de la salud, nos preparemos para brindar diversas herramientas a la población que les permitan sobrellevar este proceso y para poder ofrecerles nuestro apoyo terapéutico en caso de ser necesario, utilizando incluso tecnologías de vanguardia como la estimulación magnética transcraneal, herramienta de neuromodulación que ha demostrado buena efectividad en el tratamiento de cuadros de depresión y ansiedad asociados a las consecuencias de medidas para resguardar la salud como las cuarentenas. 

Fuentes Consultadas

Brooks, S. K., Webster, R. K., Smith, L. E., Woodland, L., Wessely, S., Greenberg, N., & Rubin, G. J. (2020). The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence. The Lancet. doi:10.1016/s0140-6736(20)30460-8

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la lengua española, 23.ª ed., [versión 23.3 en línea]. <https://dle.rae.es> [30 de marzo de 2020].